Vitrificación embrionaria y criotransferencia

La vitrificación embrionaria es una nueva técnica de congelación ultrarrápida. Se utiliza para preservar embriones de buena calidad no transferidos al útero en un ciclo de fecundación in vitro. Los embriones permanecen vitrificados hasta que la paciente decide utilizarlos en un ciclo de criotransferencia.

La criotransferencia embrionaria consiste en:
1. Preparación uterina: Si la mujer tiene ciclos regulares se puede realizar un ciclo espontáneo (sin medicación hormonal). Si la mujer tiene ciclos irregulares o sin ovulación, es necesario hacer un ciclo sustitutivo. En este caso se provoca una regla con una inyección intramuscular de un análogo de la GnRH. A partir de esa regla se comienza un tratamiento con estradiol (pastillas o parches), que hace crecer el endometrio (mucosa uterina). Son necesarias 1 ó 2 ecografías a partir del 8º-10º día de la regla para comprobar que el endometrio está preparado para la recepción de los embriones.
2. Transferencia embrionaria: Se comienza tratamiento con progesterona (vaginal u oral) y los embriones se transfieren a los pocos días.
En el siguiente vídeo se puede observar cómo se produce la transferencia embrionaria:

Fuente: Atlas de Reproducción Asistida

3. La prueba de embarazo se realiza en sangre aproximadamente 10 a 12 días después de la transferencia. El resultado se tiene a las pocas horas.

Durante el tratamiento puede realizarse una vida normal. La tasa de embarazo por transferencia embrionaria es del 40%. La incidencia de embarazo gemelar es del 10-15%. Haz clic aquí para ver nuestros resultados de criotransferencia mas recientes.

Vuestras preguntas sobre la criotransferencia embrionaria

– Mañana voy a hacerme una transferencia de embriones y estoy un poco nerviosa ¿me va a doler?
– ¿Los embriones congelados pierden calidad?