Preservación de la fertilidad

La preservación de la fertilidad (congelación de óvulos o espermatozoides) ha supuesto un paso más en la libertad de decidir cuándo se desea ser padres.

Ya sea por motivos sociales o médicos, en determinadas ocasiones, es necesario congelar los gametos para su posterior uso.

La preservación de la fertilidad consiste en la aplicación de procedimientos médicos y técnicas seguras y contrastadas en el laboratorio para conservar la capacidad de tener hijos en el futuro mediante un tratamiento de Reproducción Asistida.