ICSI

El ICSI (microinyección espermática) es una técnica de laboratorio vinculada al tratamiento de Fecundación in vitro que consiste en introducir en cada uno de los ovocitos un espermatozoide mediante una micropipeta.

La calidad y proporción de embriones obtenidos con ICSI es equivalente a la obtenida en FIV convencional; también la probabilidad de conseguir un embarazo y de que éste se desarrolle con normalidad.

El ICSI está indicado en:
1. Mala calidad o escasez de espermatozoides.
2. Fallo de fecundación convencional en un ciclo de FIV anterior.
3. Azoospermia, cuando necesario utilizar espermatozoides conseguidos mediante biopsia testicular.

Fuente: Atlas de Reproducción Asistida

Aquí podéis ver las últimas preguntas que os han surgido:

-¿Los niños nacidos por ICSI tendrán problemas de fertilidad?
– ICSI, lo usamos con demasiado frecuencia?
– El método ICSI en un ciclo de FIV ¿se utiliza de forma habitual?