Estimulación de ovulación

El objetivo de la estimulación ovárica es conseguir una correcta ovulación.

La estimulación de ovulación está indicada en:
1.
Pacientes con ovarios poliquísticos
2. Pacientes con ovulación irregular.

En mujeres con ovarios poliquísticos, antes de la estimulación de la ovulación, puede realizarse un tratamiento para reestablecer la ovulación espontánea con antidiabéticos orales. Con este tratamiento, el 80% de las pacientes recuperan un ritmo menstrual normal, consiguiendo embarazo en el 50-60% de los casos.

La estimulación de la ovulación comienza con la regla y consiste en:
1. Estimulación de los ovarios con hormonas (orales o inyectadas) desde el día 3º hasta el día 8ª o hasta la ovulación. En esta fase se realizan 2 ó 3 ecografías transvaginales durante una semana (desde el día 8º-12º del ciclo) para controlar la respuesta a la estimulación. Cuando en la ecografía se ven 1 ó 2 folículos de buen tamaño se administra una medicación (HCG) para inducir la ovulación.
2. Recomendación de relaciones sexuales durante unos días concretos (en el momento de la ovulación).
3. La prueba de embarazo se realiza en sangre aproximadamente 15 días después de la ovulación. El resultado se tiene a las pocas horas.

Durante el tratamiento la paciente puede realizar una vida normal.
La tasa de embarazo por ciclo  (o mes de tratamiento) es del 25-30%. Al cabo de 4-6 intentos, el 60% de las mujeres consiguen embarazo. La incidencia de embarazo gemelar es del 10-15 %. Se recomiendan entre 3 y 6 ciclos de estimulación ovárica.