Gema pregunta: Tratamiento de fertilidad en la Seguridad Social o en una clínica privada ¿Que diferencias hay?

Tratamiento fertilidad seguridad social y privada

La decisión entre hacer un tratamiento de fertilidad en la Seguridad Social o en una clínica de fertilidad privada  depende de múltiples factores que cada pareja debe valorar. A favor de elegir la Seguridad Social está sin duda el ahorro económico para la pareja, tanto en el coste del tratamiento como en el de la medicación. Lo positivo de escoger una clínica privada es que no hay tiempos de espera, y que una vez tomada la decisión de iniciar el proceso, tanto el diagnóstico como el tratamiento de reproducción, pueden hacerse en el menor tiempo posible.

Gema: ¿Se ofrecen los mismos tratamientos de fertilidad en la Seguridad Social y en una clínica privada? 

Los tratamientos de estimulación ovárica , inseminación artificial  y fecundación in Vitro  se ofrecen igualmente en centros de la Seguridad Social y privados. La principal diferencia entre los tratamientos de fertilidad de la Seguridad Social y las clínicas privadas radica en la infraestructura de los laboratorios. La incorporación de nuevas técnicas de laboratorio, medios de cultivo, nuevo material, etc. se realiza en general de forma más ágil en la medicina privada.
Por otro lado los tratamientos de fertilidad en la Seguridad Social que requieren el uso de gametos donados son más difíciles de realizar, especialmente  al tratamiento de ovodonación;  y por lo que sabemos, a día de hoy, ningún hospital ofrece la embriodonación.
Por último, no todos los hospitales públicos ofrecen el tratamiento de diagnóstico genético preimplantacional (DGP).

Aquí tenéis más información sobre congelar óvulos en la seguridad social

Gema: ¿Hay limitación de edad para los tratamientos de fertilidad en la Seguridad Social o en las clínicas privadas? 

En la Seguridad Social hay unos límites establecidos, en un intento de reservar los recursos públicos para las parejas con mayores posibilidades de éxito. Este límite está en los 40 años en el caso de la mujer y en los 55 años en el varón. A la hora de plantearte iniciar el proceso debes sumar a tu edad actual el tiempo de espera para iniciar el tratamiento.
En la sanidad privada no hay límites de edad estrictos para ofrecer tratamientos de reproducción, aunque es difícil encontrar clínicas que traten a mujeres por encima de los 50 años, y no hay límite en la edad de los varones. La recomendación genérica de tratamiento depende de la probabilidad de embarazo conseguida con cada técnica según la edad de la mujer. La inseminación artificial se recomienda hasta los 38 años, la fecundación in vitro hasta los 42, y la ovodonación a partir de los 43 años. En las clínicas privadas estos límites pueden ser modificados según la historia personal de cada paciente o pareja, informando de forma clara del éxito y los riesgos que conlleva cada tratamiento según la edad.

Gema: ¿Qué otras diferencias podemos encontrar entre los tratamientos en la Seguridad Social y en clínicas privadas? 

Podéis encontrar diferencias en el número de ciclos de tratamiento ofrecidos, así como en el tiempo de espera entre ellos. Es frecuente que, en la Seguridad Social, en cada hospital público se establezcan límites en el número de inseminaciones o fecundaciones in Vitro ofrecidas a cada pareja. Además la repetición del tratamiento, si no hubiera éxito, puede ser inmediata, o exigir de nuevo entrar en una lista de espera. Por el contrario estas limitaciones no existen en la Sanidad Privada, donde se puede personalizar el número de intentos de cada tratamiento según la probabilidad de embarazo y el deseo de cada pareja, y en los tiempos establecidos por parámetros clínicos.
Por otra parte, los centros públicos reservan sus recursos para parejas sin ningún hijo en común previo y sano. Es decir, las que quieran ampliar la familia, no podrán realizar técnicas de reproducción asistida en un hospital público. Las parejas que hubieran decidido realizar un método de esterilización definitiva en el pasado (ligadura de trompas o vasectomía) es poco probable que puedan acceder a técnicas de reproducción.
Las parejas lesbianas  y mujeres que desean ser madres sin pareja suelen necesitar acreditar que exista un diagnóstico de esterilidad previo a optar a un tratamiento de fertilidad. Según un estudio publicado por ADECES (Asociación pro Derechos Civiles y Sociales)  estos impedimentos se han registrado en el 41% de los hospitales públicos participantes en ese estudio.

Dra. Rosa Cercas Duque – Embrióloga Laboratorio Fecundación In Vitro y Andrología
embriones congelados y tratamientos

 

 

 

Deja un comentario

2 Comentarios on "Gema pregunta: Tratamiento de fertilidad en la Seguridad Social o en una clínica privada ¿Que diferencias hay?"

Notify of
avatar
Sort by:   newest | oldest | most voted
Marta
Guest

Buenos días: Quería saber si en Galicia, cuando realizas una FIV a través de una clínica privada si el coste de la medicación la puedes solicitar a través de la seguridad social y ahorrarte el coste.
Gracias, un saludo.

 
URH García del Real
Admin

Estimada Marta,
La Seguridad Social sólo puede financiar la medicación de los tratamientos que se hagan en un hospital público. Esto es así, independientemente de la comunidad autónoma. Un saludo, URH García del Real

 
wpDiscuz