Reposo después de fecundación in vitro ¿por qué?

reposo después de la fecundación in vitro

¿Es necesario hacer reposo tras la transferencia embrionaria? ¿Si me muevo mucho se me caerán los embriones? ¿Puedo trabajar y hacer deporte después de una fecundación in Vitro?

Estas y muchas más son las preguntas que nos plantean las pacientes sobre la necesidad de hacer reposo tras la fecundación in vitro (FIV). Su preocupación principal consiste en pensar que su reposo pueda influir en la implantación embrionaria, es decir, en que los embriones “aniden”. Nada más lejos de la realidad. Existen numerosos estudios sobre cómo la actividad física moderada no afecta la implantación embrionaria y probabilidad de embarazo tras un ciclo de fecundación in vitro.

Sin embargo, sí es necesario hacer reposo después de la fecundación in vitro, en concreto tras la punción ovárica, pero no por que afecte a la implantación embrionaria, sino por que afecta a la salud de la mujer. La cantidad de reposo necesaria debe ser individualizada según la estimulación ovárica. El número de folículos y su ritmo de crecimiento, la evolución de los niveles de estradiol a lo largo de la estimulación y su valor final, la dificultad en la punción, cómo se encuentre la paciente a lo largo del proceso en cuanto a molestias y retención de líquidos, y el número de embriones transferidos, nos hace recomendar más o menos reposo tras la punción ovárica y hasta la prueba de embarazo.

¿Cuándo es necesario hacer reposo en un tratamiento de fecundación in vitro?

Durante el proceso de estimulación ovárica, la paciente puede hacer  “vida normal”, siempre que la actividad que mantenga no le produzca molestias.

Tras la punción ovárica se recomienda normalmente hacer reposo absoluto durante un día y reposo relativo de alrededor de 4 horas diarias desde el día siguiente hasta saber si hay o no embarazo.

La indicación de continuar con reposo durante las primeras semanas de embarazo dependerá de las circunstancias de cada paciente, como si hay manchados o no y sus características, si ha tenido abortos previos, el tipo de trabajo que realiza…

¿Por qué es importante el reposo en un tratamiento de fecundación in vitro?

El día de la extracción de los ovocitos el reposo absoluto es importante para evitar que los ovarios sangren en el punto en el que se han pinchado.

A partir del día de la punción, la finalidad del reposo es evitar la retención de líquidos. Después de la administración de la hCG (Ovitrelle®, necesario para la maduración última de los ovocitos), en el organismo se producen una serie de fenómenos que facilitan el paso de plasma a través de los vasos sanguíneos y su acumulación fuera de ellos, lo que se traduce en una retención de líquidos, fundamentalmente en el abdomen. Al aumentar el tiempo en que la paciente está en reposo (tumbada), facilitamos el flujo sanguíneo en los vasos y disminuimos este fenómeno. Además, los riñones funcionan mejor cuando estamos tumbados que incorporados. El reposo sirve por lo tanto para ayudar a los riñones a eliminar el exceso de líquido que se puede acumular en el peritoneo.

Otro de los motivos por el que se recomienda reposo después de la fecundación in vitro es para evitar la torsión ovárica. Tras la estimulación,  los ovarios van a adquirir un tamaño bastante superior a sus dimensiones habituales, y al realizar esfuerzos existe riesgo de que se giren sobre sí mismos. La torsión ovárica es una complicación grave que requiere cirugía urgente y, en algunos casos, extirpación del ovario.

¿Cuánto reposo es necesario hacer? ¿Es necesario reposo absoluto?

El día de la punción folicular se recomienda hacer reposo absoluto. Lo ideal es que la paciente permanezca todo el día tumbada (da igual cama o sofá), aunque puede levantarse para ir al aseo y para las comidas.  Este día el reposo es especialmente importante por el riesgo de sangrado y para minimizar las molestias tras la punción ovárica.

A partir del día siguiente, la paciente puede retomar su vida normal, intentando tumbarse unas 4h al día (aparte de las de sueño). Esto suele ser compatible con ir a trabajar, desplazándose en transporte público o en coche sin problema.  En ocasiones, la paciente tiene un trabajo de una mayor actividad física o de estar de pie todo el día, por lo que puede necesitar algo más reposo del habitual.

Hay casos en los que tras la punción folicular se percibe un riesgo de hiperestimulación ovárica, es decir, de una retención de líquidos más importante. En estos casos se pedirá a la paciente un mayor tiempo de reposo. Sin embargo, en general, no se recomienda el reposo absoluto durante varios días seguidos, ya que la inmovilidad aumenta las posibilidades de desarrollar una trombosis.

En todos los casos, se desaconseja realizar deporte, grandes esfuerzos y mantener relaciones sexuales desde la punción folicular hasta la prueba de embarazo.

Si quieres más información acerca de la Fecundación in vitro, puedes pedir una consulta gratuita en el 91 740 16 90.

Dra. Sylvia Fernández-Shaw Zulueta – Directora de URH García del Real

sylvia-fernandez-shaw

 

Deja un comentario

Sé el primero en comentar

Notify of
avatar
wpDiscuz