Probabilidad de gemelos en Inseminación Artificial

probabilidad de gemelos en inseminación artificial

La probabilidad de gemelos en inseminación artificial es baja. Si la gestación múltiple en embarazos espontáneos representa el 1-2% de todos los embarazos, esta probabilidad aumenta a un 30-35% en tratamientos de reproducción asistida, por utilizar fármacos estimuladores de la ovulación. Sin embargo, en la inseminación artificial la probabilidad de gemelos no supera habitualmente el 10% de los embarazos.  Esto se debe a que hay una política generalizada en las clínicas de fertilidad, recomendada por la Sociedad Española de Fertilidad, para limitar la estimulación de los ovarios a la presencia de 3 folículos (o 3 óvulos) como máximo, de forma que el riesgo de embarazo múltiple se mantenga en números razonables.

Los gemelos en la inseminación artificial se generan porque en la mayoría de las inseminaciones se estimula la ovulación para aumentar la probabilidad de éxito del tratamiento. Los fármacos utilizados hacen que la mujer consiga madurar de 1 a 3 óvulos (en lugar de 1 sólo), aumentan los niveles hormonales y mejoran la preparación del endometrio para la implantación embrionaria. Cada uno de los óvulos madurados durante la estimulación ovárica puede ser fecundado por un espermatozoide y dar lugar a un embrión. Estos embriones podrán llegar a la cavidad uterina e implantarse. Sin embargo, aunque todo esto es posible, la probabilidad de embarazo en la inseminación ronda el 15- 20%, y de los embarazos generados, el 10% serán gemelares y el 1% serán triples. Es decir, la presencia de 1 a 3 óvulos en los folículos ováricos no asegura un embarazo ni supone un gran riesgo de embarazo gemelar.

Muchas parejas ven el embarazo gemelar como una situación deseada, pero la mayoría desconoce que, aunque los embarazos gemelares no son de alto riesgo, sí se asocian a una mayor incidencia de complicaciones para la madre y los recién nacidos.  Las complicaciones del feto y recién nacido en el embarazo múltiple son el aborto o la pérdida intrauterina de uno o más fetos, el crecimiento intrauterino retardado (CIR), el aumento de las anomalías congénitas, el parto pretérmino (antes de la semana 37 de embarazo, que ocurre en más del 50% de los partos de gemelos, en el 90% de los trillizos, y en todos los embarazos cuádruples). Las complicaciones graves como la muerte neonatal (durante el primer mes de vida) y la parálisis cerebral, frente a una gestación única, se multiplican por 6-7 en los embarazos gemelares y por 18-20 en los triples.

En cuanto a las complicaciones para la madre, aparecen con mayor frecuencia náuseas, vómitos, anemia, astenia, aumento excesivo de peso, pirosis y somnolencia. La hipertensión inducida por el embarazo es de 3 a 5 veces más frecuente.  También las anomalías placentarias que son causa de sangrados, polihidramnios, diabetes gestacional y la amenaza de parto prematuro, que requiere mayor reposo en cama y/o hospitalización prolongada. Por último, la realización de una cesárea es más frecuente en partos gemelares y está siempre indicada para partos triples o de más de tres.

Tanto profesionales como pacientes debemos tener en cuenta los riesgos asociados a los embarazos múltiples para así mantener la probabilidad de gemelos en inseminación artificial en las cifras lo más bajas posibles sin por ello disminuir la probabilidad de embarazo.

Dra. Sylvia Fernández-Shaw Zulueta – Directora de URH García del Real

sylvia-fernandez-shaw

 

Deja un comentario

Sé el primero en comentar

Notify of
avatar
wpDiscuz