Time Lapse para embriones In Vitro. Su presencia en centros de Reproducción Asistida

Embriones In Vitro. Time lapse

En Reproducción Asistida, se aplica el Time Lapse desde hace pocos años para visualizar los embriones In Vitro.
La tecnología Time Lapse es una técnica fotográfica que consiste en capturar imágenes cada cierto tiempo para luego verlas a mayor velocidad dando la impresión de estar viendo una película.

Ventajas e inconvenientes del Time Lapse para embriones In Vitro.

Al ser una tecnología novedosa, las ventajas e inconvenientes están todavía por delimitar, pero su potencial es considerable.

Por ahora, una ventaja del Time Lapse es que al observar los embriones In Vitro a través de una cámara dentro del incubador, no es necesario sacarlos del incubador para estudiar su evolución. Así, mantienen  las condiciones de temperatura y PH constantes.
Además, el poder estudiar los embriones in vitro 24h al día nos da a los embriólogos muchísima información sobre ellos que antes no teníamos. Ahora estamos empezando a entender cómo interpretar esa información. Se crean algoritmos que nos ayudan a decidir cuáles son los mejores embriones In Vitro para así transferirlos o vitrificarlos. Pero por el momento hay que seguir ampliando los datos para saber si realmente estos algoritmos son fiables.

Como inconvenientes del Time Lapse podemos citar su coste (el paciente se suele hacer cargo del sobrecoste) y que el número de imágenes que manejamos para embriones In Vitro es muy elevado y todavía no sabemos procesarla completamente. Se hacen fotos de cada embrión, cada 10-15 minutos y en diferentes planos (unos 9) durante unas 72h. Esto supone unas 2.500 imágenes por embrión. Si por ejemplo tenemos 5 embriones, el número de imágenes casi llega a las 13.000. Con todas estas imágenes podemos ver exactamente a qué hora se divide cada embrión, el tipo de división que hace, si tiene fragmentos en algún momento de su evolución etc etc. Y con esta información tenemos que descifrar qué parámetros de todos los que observamos influye en la implantación y cuales no tienen importancia. Cada laboratorio debe desarrollar su propio algoritmo y determinar los parámetros que influyen en conseguir un embarazo. Eso depende de los medios de cultivo que se usen, del tipo de paciente, del protocolo de estimulación empleado, etc. 

Implantar o no la tecnología Time Lapse en un laboratorio de FIV depende de diversos factores.

Número de embriones in vitro disponibles: Dependiendo de cada paciente y cada ciclo el número y calidad de los embriones varía. Si hay pocos embriones, ofrecer una tecnología específica para embriones In Vitro no supondrá una gran mejoría a la hora de seleccionar el mejor.

Día de la transferencia: Cuando la transferencia se realiza en día 2 o 3 de desarrollo, el algoritmo puede ayudar más a la elección del mejor embrión que si se hace en día 5 (blastocisto). En día 5, los embriólogos hemos recopilado más información sobre la evolución de los embriones In Vitro y el Time-Lapse puede que no nos aporte mucha información extra.
Además algunos de estos sistemas sólo predicen la probabilidad de que ese embrión In Vitro llegue a blastocisto, y si se realiza la transferencia en blastocisto, la información que nos da el sistema en el día tercero de evolución embrionaria no nos sirve, ya que vamos a poder ver “en directo” qué embrión llega a ese estadío.

Número de ciclos realizados y homogeneidad de los embriólogos: En centros con mucha carga de trabajo donde participan muchos embriólogos con diversos niveles de formación, el Time-Lapse puede ayudar a la selección homogénea de los mejores embriones In Vitro. En cambio, si el centro es mediano o pequeño, con un número discreto de embriólogos ampliamente formados y con experiencia, el Time-Lapse no tiene porqué conllevar un gran cambio en la tasa de embarazo.

Protocolos de observación de evolución embrionaria: Hay que tener en cuenta que en un futuro, cuando ya estén estandarizados los momentos fundamentales de observación embrionaria que determinen un buen pronóstico de implantación, no habrá que observar a los embriones In Vitro 24h al día, sino únicamente en esos momentos, por lo que el uso del Time-Lapse podría no ser necesario en la rutina del laboratorio.

Incubadores en uso en el laboratorio: Actualmente la tecnología Time Lapse para visualizar embriones In Vitro se puede incorporar a los incubadores convencionales de gran tamaño que ya existen (Eeva, Primo Vision…) o se pueden comprar incubadores de tamaño más reducido que ya llevan incorporada la cámara y el software necesario (EmbryoScope, Miri…). La elección de uno u otro depende fundamentalmente de si el laboratorio ya posee incubadores tradicionales, si necesita aumentar su número o si es un  laboratorio de nueva implantación.

En resumen, por ahora, no existen estudios suficientes que justifiquen la implantación del Time Lapse en los laboratorios de Reproducción Asistida. Se han publicado artículos al respecto en revistas médicas como Human Reproduction, y Journal of  Assisted Reproduction And Genetics, y además existe una revisión pormenorizada (Cochrane) sobre la situación actual del Time Lapse en reproducción asistida y su función para el cultivo de embriones In Vitro. De estas publicaciones se deduce que no existen evidencias claras de que el Time Lapse produzca una mejora en la tasa de nacido vivo y por ello su elevado coste no está justificado.

Actualmente el cuidado extremo de las condiciones de cultivo y del laboratorio, el estudio de la morfología del embrión de la manera habitual y la experiencia del embriólogo a la hora de su selección siguen siendo el mayor predictor de embarazo.

Dra. Isabel Pons Mallol – Embrióloga Laboratorio de Fecundación in Vitro y Andrología

Isabel Pons urh

 

Deja un comentario

Sé el primero en comentar

Notify of
avatar
wpDiscuz