¿Cuándo acudir a una clínica de inseminación artificial?

clínica de inseminación artificial

Debes acudir a una clínica de inseminación artificial si tienes menos de 35 años y no has conseguido embarazo en 12 meses, o si tienes más de 35 años y no lo has conseguido en 6 meses de intentarlo. El motivo es que partir de ese momento la posibilidad de conseguir un embarazo espontáneo en los siguientes meses disminuye considerablemente. La clínica de inseminación artificial, propondrá hacer un estudio de fertilidad y valorará si es adecuado hacer un tratamiento de reproducción asistida, y cuál de ellos será el más apropiado.

La edad de la mujer es el dato que más condiciona el pronóstico de embarazo de la pareja. La probabilidad de embarazo espontáneo cada mes que se intenta ronda el 25% en mujeres menores de 30 años, el 15% a los 35 años, el 5% al mes en mujeres de 40 años y menos del 1% en mujeres de 45 años. Estas probabilidades se mantienen sólo durante los primeros 6 meses de intentarlo, y luego caen a todas las edades. Por eso, pasado ese tiempo se estudia a la pareja y se ofrecen tratamientos, porque cualquier tratamiento ofrecerá una probabilidad de embarazo mayor que seguir intentándolo espontáneamente.

Patologías que afectan la fertilidad

Además, hay ciertas afecciones o enfermedades que pueden afectar a la fertilidad haciendo necesario acudir a una clínica de inseminación artificial desde el inicio de buscar embarazo. Es el caso en mujeres con ovario poliquístico (SOP), sospecha de obstrucción tubárica, tener una madre con menopausia precoz o una historia de endometriosis severa. También en los varones se pueden dar patologías que disminuyan su fertilidad como las paperas, varicocele, criptorquidea o traumatismos que hayan afectado a los testículos.

Mujeres homosexuales o sin pareja masculina

Las mujeres sin pareja masculina o parejas homosexuales, deben acudir a una clínica de inseminación artificial en cuanto deseen embarazo. Incluso sin presentar una historia médica de esterilidad es conveniente hacer un estudio básico de fertilidad para ofrecer el tratamiento más adecuado.  En su caso, el tratamiento (inseminación artificial con semen de donante o fecundación in vitro) y la manera de realizarlo dependerá de la edad y de otros parámetros o patologías que se hayan observado en las pruebas diagnósticas.

Influencia de los ginecólogos

Es importante que los ginecólogos informen a las mujeres de su realidad reproductiva a unas edades más tempranas de lo que se viene haciendo hoy en día. Expertos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) en 2012 elaboraron un texto para informar a las pacientes sobre su reserva ovárica, que fue enviado a los ginecólogos generales para que pudieran informar a sus pacientes. Es importante que en los chequeos rutinarios se pregunte a las mujeres si han valorado la maternidad y orientarles en este tema, ya que la edad media de las mujeres que visitan las clínicas privadas de inseminación artificial por primera vez asciende a 38.2 años y aumenta cada año.  Esto hace cada vez más difícil conseguir embarazo con o sin tratamiento, y aboca a muchas mujeres a necesitar usar ovocitos de donantes para conseguir el embarazo deseado.

Dra. Rosa Cercas Duque – Embrióloga Laboratorio Fecundación In Vitro y Andrología
Rosa Cercas urh

 

 

 

Deja un comentario

Sé el primero en comentar

Notify of
avatar
wpDiscuz